Miércoles, 29 Agosto 2018 00:00

La USB Cartagena y la Fundación Starkey conectando con el mundo a personas con limitación auditiva

Por segunda vez, la Universidad de San Buenaventura, Cartagena y Starkey Hearing Foundation de Colombia se unieron nuevamente para donar 1000 audífonos a la población con limitación auditiva de Cartagena y Bolívar, en una jornada realizada los días 27 y 28 de agosto en el campus universitario.

Los problemas auditivos en la población, cada día van en aumento en niños, jóvenes y adultos, por varias condiciones, como el ruido excesivo, ejecuciones de vacunas en estado de embarazo que traen consecuencias en los nacimientos, volumen elevado con auriculares, el avance en la edad, entre otros.

La limitación o pérdida auditiva es uno de los problemas de salud más comunes a nivel mundial que padece una de cada 6 personas en el mundo, sin determinar que, el 80% de ellas no hace nada en contra de la deficiencia, siendo este, uno de los problemas con más posibilidades de tratamiento.

Debido a ello, la Fundación Starkey tiene 63 programas en el mundo para atender y conectar a los pacientes con la vida para que puedan integrarse mejor con la sociedad desde el año 1973. Desde entonces, la Fundación ha promovido la conciencia del cuidado de la audición a través del apoyo a la investigación auditiva, educación y programas caritativos, siendo Cartagena y la Universidad de San Buenaventura, la aliada para donar los exámenes de audiometría a las personas favorecidas y luego, la encargada de hacer el seguimiento a cada paciente desde el programa de Fonoaudiología de la Facultad de Ciencias de la Salud.

En esta actividad, han participado más de 500 voluntarios entre docentes y estudiantes del programa de Fonoaudiología y carreras afines en Fonoaudiología y distintas áreas del conocimiento de varios lugares como México, Perú, Estados Unidos y de ciudades como Bogotá y Barranquilla, comprometidos con la proyección social y la incorporación de la ciudadanía con una mejor calidad auditiva.

Las personas con limitación auditiva son de escasos recursos económicos favorecidas a partir de una convocatoria abierta que se realizó a toda la población que no tuvieran los medios o recursos para comprar los audífonos, que tiene un valor en el mercado cercano a los $800 mil y  $1 millón.

Esta jornada constó de cuatro etapas que pasaron por la identificación de los pacientes, proceso de entrega de adaptación de los audífonos, entrega del audífono y seguimiento del paciente en la que apoyaron Mutual Ser, Femsa-Cocacola, la Alcaldía de Cartagena, alcaldías de los municipios, entre otros importantes aliados.

POBLACIÓN FELIZ Y SONRIENTE

Francisco Buitrago, un hombre de 83 años que llegó desde muy temprano a la institución universitaria desde el Carmen de Bolívar,  expresó su gozo y felicidad de poder ser uno de los privilegiados después de más de 30 años sin poder escuchar en ambos oídos.

“Lloro de felicidad con este regalo. De verdad que uno cree que estas cosas nos sucederán a nosotros, y ahora podré volver a escuchar bien a mis nietos y bisnietos sin tener que volver a preguntarles qué me decían o gritar para poder entenderles. Gracias por hacer esta labor tan bonita y hacer que podamos oír mejor”, declaró uno de los mil favorecidos.

Por su parte,  Yasmín Vélez, una señora de 46 años del barrio Tacarigua, venía padeciendo de la pérdida bilateral en sus oídos por herencias y ahora, después de mucho tiempo, pudo tener los audífonos que soñaba tener algún día. “No tenía el dinero para poder comprarlos y nunca perdía la esperanza porque llegara una oportunidad como esta. De verdad, muchas gracias a la Universidad de San Buenaventura y a la Fundación Starkey por hacernos más fácil volver a escuchar”, dijo.

 

 

 

 

Last modified on Miércoles, 29 Agosto 2018 15:11