Sábado, Mayo 27, 2017
Estás en Noticias Estar Bien Estar Bien: Aunque te decepcionen, no te canses de hacer el bien

Estar Bien: Aunque te decepcionen, no te canses de hacer el bien

Estar Bien :: Estar Bien

Dicen que hacer el bien es olvidarse de uno mismo para darlo todo por los demás; pero no es cierto. En absoluto. Actuar de forma correcta, con integridad y favorecer a su vez el bienestar de quienes nos rodean, no supone “abandonarse”. Quien procura siempre lo mejor para el conjunto, actúa según la voz de su interior, y de acuerdo a sus propios valores. Si no lo hiciera, sería ir en contra de sus propias esencias, y entonces, sí que estaría provocándose un grave daño a su autoconcepto, a su identidad.

 

Dicen que hay decepciones que nos hacen abrir los ojos y cerrar el corazón. Es un dolor que nos obligará a ser más prudentes, pero que jamás debería llevarnos a perder nuestra capacidad por hacer el bien.

De algún modo, esta idea nos recuerda un poco a aquella que nos dejó Saint-Exupéry en El Principito: “sería una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó”. Así pues, no por haber sufrido una decepción vamos a odiar al resto del mundo, y aún más, tampoco vamos a cambiar nuestra filosofía de vida por haber experimentado varias, o incluso demasiadas decepciones. Puedes vestirte con la prudencia, con la armadura de la cautela, pero nunca claudiques al rencor o al odio. No vale la pena.