Martes, Marzo 28, 2017

Pasión Bonaventuriana: Soy Antonio y mi pasión es el servicio

Pasión Bnaventuriana :: Pasión Bnaventuriana

Antonio Buelvas Camargo, no se le arruga a nada. Este hombre, de espíritu humilde e inquieto, trabaja en nuestra Universidad realizando infinidades de labores y tareas, desde el área de mantenimiento de la Unidad de Planta Física.

Aunque tiene algunas tareas específicas por las cuales responder, “Toñito” –como le llaman cariñosamente quienes lo conocen- no duda jamás en atender o colaborar ante cualquier situación o requerimiento que se presente en los diferentes lugares y espacios de nuestro Campus.

“Desde que me dieron la oportunidad de trabajar en la Universidad no he dejado un solo día de procurar que crezca y crezca. Es por esto que ante todo lo que esté a mi alcance, me ofrezco para ayudar”, dice él con una sonrisa en su rostro.

Así, de la misma manera en que colabora para hacer el mantenimiento de una tubería o realizar labores de jardinería, en su diario vivir, fuera de la Universidad, “Toñito” siempre está presto a colaborar a quien lo necesite.

“Me apasiona ayudar. Sí tengo conocimiento de cómo se hace una labor, o creo que tengo las capacidades para hacerla, y puedo meter la mano, yo ayudo”.

El pasado 16 de abril, “Toñito” cumplió 18 años vinculado a la Universidad, y desde que ingresó hasta estos días, sus labores las ha cumplido con la misma entereza y responsabilidad.

“Siempre me ha gustado trabajar en la Universidad. Me gusta mucho colaborar. La defiendo porque he vivido y he sido testigo de todo el crecimiento que ha tenido”, añade “Toñito”, enviando un mensaje final a todos sus compañeros:

“Vamos todos a querer nuestra universidad así como yo la quiero. Que si hay que colaborar en algo, que nadie se esconda, sino todo lo contrario”.

“Cuando obramos sin pensar en obtener algo a cambio, se disfruta más la vida”.